9/11/09

Cicatriu, por Rebeca Yan Ke







¿Recuerdas el dedo meta-dañado,
el fuego, después el líquido, y
quemarse sobre lo quemado?
Como modificar lo momificado,
como asfixiarse porque no
encuentras las palabras.
Da igual. Mi dedo se ha
recuperado. A veces rozo
los restos y me doy cuenta
del paso del tiempo






en Infinitos corpúsculos (Inédito), 2009